De las palabras clave al marketing de contenidos

Desde hace muchos años se ha especulado con el número de parámetros o variables con las que trabaja el algoritmo de Google que permite posicionar unas páginas por delante de otras en sus búsquedas. Uno de ellos está relacionado con las palabras clave y éstas, a su vez, con el marketing de contenidos.

El algoritmo de Google está vivo

Casi todo el mundo parece haberse puesto de acuerdo en que ese algoritmo contempla más de 200 variables, pero probablemente todas esas fuentes estén equivocadas.

El algoritmo de Google es una especie de ser vivo que va evolucionando en función de los intereses de la compañía que lo ha desarrollado, por lo que cada día aparecen nuevas variables y se modifican otras.

Si Google advierte que la tendencia es que las personas navegamos cada vez más con nuestros dispositivos móviles, premia a los sitios web que están adaptados a estos dispositivos otorgándoles un mejor posicionamiento. Este año la moda es que los sitios web tengan un certificado de seguridad SSL.

Pero hay algo que, desde los orígenes de Google, ha cambiado bien poco y son las palabras clave. Al fin y al cabo, su motor de búsqueda se alimenta de las expresiones que el usuario introduce en la caja de búsqueda y que son expresiones literales, o sea, textos.

Palabras clave: vínculos entre usuarios y sitios web

Cierto es que nuestra forma de buscar ha ido evolucionando y lo hará mucho más en el futuro (por ejemplo, la búsqueda por voz). Google ya es capaz de buscar en fotografías y habrá muchas más sorpresas pronto.

De ahí la importancia de las palabras clave (hoy sería más adecuado utilizar frases clave, en vez de palabras clave) en el posicionamiento del sitio web, dado que constituirán la vía de relación entre el usuario de Google que realiza una búsqueda y nuestro sitio web.

En consecuencia, es lógico pensar que el algoritmo de Google dará gran importancia a la densidad de palabras clave, es decir, al número de ocurrencias de una determinada palabra clave.

El marketing de contenidos y el posicionamiento

La forma de mejorar la densidad de palabras clave en nuestro sitio web es hacer crecer la cantidad y la calidad de los contenidos. Esto entraría dentro de una estrategia de marketing de contenidos.

Google, con buena lógica, trata de potenciar todo aquello que favorece a sus usuarios (entre los que se cuentan los nuestros) y primará los contenidos que cumplan ciertos criterios de calidad, penalizando aquellos que no la tengan o esté creados para “engañar” a Google.

Por ejemplo, Google detectará (y penalizará) cosas que hacíamos hace algunos años como poner grandes listas de palabras clave en una página web e, incluso, de tratar de ocultarlas a los “ojos” de Google introduciendo el texto en el mismo color que el fondo.

Y es que la calidad de los contenidos debe ser un objetivo, no tanto por agradar a Google, sino a nuestro usuario, que debe encontrar en ellos la información que necesita o la permitirá cumplir sus tareas en nuestro sitio web.

Por este motivo, tampoco debemos considerar que los contenidos relevantes son solo los textos. Infografías, fotos, videos, sonidos, ebooks son contenidos que también buscan nuestros usuarios y que debe ser parte de nuestra estrategia.

Si necesitamos crear una estrategia de contenidos, siempre podemos contar con una empresa de posicionamiento web que nos ayude en este trabajo.

Por favor, valora esta entrada:
Si te gusta, compártelo:

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar