Plataformas de comercio electrónico: ¿cuál elegir?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La elección de la plataforma de comercio electrónico adecuada es un aspecto clave que puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso del proyecto.

La inversión necesaria para poner en marcha la plataforma no es nada desdeñable, por lo que debemos analizar las peculiaridades de nuestro negocio antes de decantarnos por una u otra.

Analizando las necesidades

Antes de nada, definamos lo que es un comercio electrónico. Un comercio electrónico debe de ofrecer las siguientes funcionalidades:

  • Un catálogo, que muestre los productos o servicios ofertados.
  • Un carro de la compra, en el que añadir los distintos productos o servicios que se desean adquirir.
  • Un formulario de captura de datos del cliente, donde recoger los datos del cliente, de facturación y de envío, en caso necesario.
  • Una pasarela de pago, que permita al cliente realizar el pago online.

Evidentemente, en función de las características del producto o servicio, pueden ser necesarias otras funcionalidades. También es habitual encontrar comercios electrónicos que admiten pagos offline (transferencias, contrareembolsos) o que, por tratarse de productos digitales, su distribución también es online.

En una primera etapa del análisis deberíamos ser capaces de definir aspectos tales como:

  • Quién es mi cliente, lo que nos va a permitir personalizar la oferta.
  • Dónde está, que determina como llegar a él.
  • Cómo es mi producto, que nos va a dar una idea de las necesidades logísticas.
  • Cómo de extenso es mi catálogo, que va a influir, entre otras cosas, en las características técnicas de la plataforma.

En una segunda etapa del análisis tendremos que considerar los aspectos de negocio de nuestra tienda online:

  • Competencia, quiénes son y cómo venden.
  • Política de precios, determinando los precios de producto, ofertas, descuentos, campañas puntuales, etc.
  • Logística, para analizar aspectos tales, como el almacenamiento, reposición, envíos y devoluciones, aplicación de los gastos de envío, etc.

Con estos análisis realizados, ya tendremos un conocimiento básico para elegir nuestra plataforma de comercio electrónico.

Existen cinco modelos de plataformas de comercio electrónico principales, que detallaremos a continuación.

Marketplaces

Los marketplaces son plataformas que reúnen a varios vendedores, permitiéndoles presentar su catálogo y cerrar ventas online.

Tienen, como principal ventaja, la captación de un elevado número de visitantes y disponen de potentes herramientas de marketing para influir sobre ellos.

Son muy interesantes cuando los análisis anteriormente comentados son ambiguos o carecemos de los datos adecuados. También son recomendables cuando nuestro negocio tiene un carácter de oportunidad y no se va a prologar en el tiempo.

Este tipo de plataformas suele cobrar una cantidad por incorporar el catálogo y una comisión por ventas.

Amazon

Amazon se creó en 1994, orientada principalmente a la venta de libros, discos, videojuegos y películas. Posteriormente, amplió su catálogo a otros tipos de productos y, más tarde, se transformó en un Marketplace, de manera que otras empresas pudieran vender sus productos a través de su plataforma, lo que incluye la posibilidad de integrar la logística de la empresa en la logística de Amazon.

Ofrece potentes herramientas de marketing capaces de segmentar su base de clientes y hacerles llegar ofertas altamente especializadas.

En la actualidad, junto con Aliexpress (marketplace orientado a empresas chinas), es la más popular a nivel mundial, con páginas específicas y centros logísticos para varios países.

eBay

Nació en 1995 como un marketplace de subastas. A diferencia de Amazon, desde el primer momento su objetivo fue conectar compradores con vendedores. En los últimos años el modelo de subasta parece estar en declive frente al modelo de compra inmediata.

No dispone de plataformas logísticas, por lo que este aspecto debe ser cubierto íntegramente po el vendedor.

Al igual que Amazon, posee importantes herramientas de marketing a disposición de los vendedores.

Etsy

Etsy es un modelo de marketplace vertical totalmente orientado a la venta de productos artesanales. Surgió en 2005.

Otros marketplaces verticales

Es una tendencia actual que vayan surgiendo marketplaces verticales. Lo hemos visto en España con los portales inmobiliarios como Idealista o Fotocasa, pero ya es una realidad que nos permite desde ofrecer nuestros servicios como pintores (Paintzen), como conductores (Uber), como profesores (Udemy) o vender nuestro coche (Coches.net).

Los marketplaces verticales tienen una ventaja con respecto a los horizontales en tanto que hay una segmentación previa del cliente, es decir, el cliente que accede a ellos ya sabe que va a adquirir productos artesanales, en el caso de Etsy o a comprar un coche, en el caso de Coches.net.

Plataformas de alquiler

Las plataformas de alquiler son plataformas gestionadas por terceros que permiten desarrollar una tienda online con bastante facilidad a cambio de una tarifa mensual, aunque las hay también gratuitas.

Son una magnífica opción cuando se desea dejar de lado la tecnología para centrar el negocio en la venta pura y dura. Normalmente ofrecen una plataforma básica que puede ser ampliada en funcionalidades mediante cuotas adicionales.

Personalmente, algunas de ellas me gustan bastante y creo que son la base del comercio electrónico 3.0 para pequeñas empresas con poca capacidad para gestionar su propia tecnología.

Además, tienen la ventaja de que, si el negocio no va bien, no habremos tirado más dinero que el de las cuotas mensuales.

Por el contrario, la mayor desventaja es que tenemos toda la información de nuestra tienda online en manos de terceros. También, a pesar de que suelen ofrecer un período de prueba, este no suele ser suficiente para definir si la plataforma es adecuada, por lo que, además de los costes de configuración de las tiendas (la vieja y la nueva), tendremos que migrar la información, lo que no suele ser fácil.

Shopify

Desde mi punto de vista, es la mejor. No está exenta de cierta complejidad para crear la tienda online, lo que hará que necesitemos ayuda especializada para ponerla en marcha. Sin embargo, una vez creada, su gestión es muy sencilla.

Mantienen unas tarifas razonables, que se pueden incrementar considerablemente en cuanto necesitemos funcionalidades no incluidas en el paquete básico.

Las plantillas y los servidores están muy optimizados y las tiendas online vuelan.

Xopie

Similar a Shopify, es un proyecto europeo. No he trabajado con ellos y no puedo asegurar para qué tipo de comercio electrónico es adecuada.

BigCommerce

BigCommerce es una evolución de una plataforma de comercio electrónico, Interspire Shopping Cart, a una plataforma de alquiler. En tiempos gestioné una tienda con Interspire Shopping Cart y puedo asegurar que era una de las plataformas más sólidas de comercio electrónico que he manejado.

Por tanto, BigCommerce podría ser una buena alternativa a Shopify.

PrestaShop Ready

Aún en fase beta, PrestaShop Ready es una solución hospedada para esta popular plataforma de comercio electrónico. Es una evolución de PrestaShop Cloud que, anteriormente, era gratuita. Tardaremos un tiempo en ver si es un competidor serio para las anteriores.

Alternativas gratuitas

Elegir una tienda de alquiler a coste cero es, como se podría pensar, una utopía. Los promotores de estos tipos de plataformas necesitan ganar dinero y esto hace que su oferta sea o de poca calidad o muchas funcionalidades, entre otras la amplitud del catálogo, estén limitadas. Desbloquear estas funcionalidades exigirá un desembolso.

A los riesgos comentados anteriormente, se añade el de que la compañía que la gestiona cambie su política y la convierta en una plataforma de alquiler de pago.

En este sentido, son poco recomendables.

Plataformas propias

Si queremos tener un control total de nuestra tienda online, esta es la mejor opción. Aunque existen alternativas de pago, la mayor parte de ellas son gratuitas, al menos, en teoría.

Todas ellas requieren un conocimiento técnico importante y un esfuerzo adicional para su mantenimiento. Así como las plataformas alquiladas, el mantenimiento es realizado por la empresa propietaria de la plataforma, en el caso de una plataforma propia, ese mantenimiento correrá a nuestra cuenta o tendrá que ser subcontratado.

Como ya he mencionado, la mayoría son gratuitas y, aunque no tienen limitación en el número de productos del catálogo, sí que suelen estar limitadas en funcionalidades que, al final, nos van a obligar a gastar un dinero adicional en dotarlas de dichas funcionalidades, ya sea en forma de plantillas, addons o plugins.

El hecho de que sean de código abierto y con el concurso de un programador especializado, nos van a permitir dotarlas de funcionalidades que no estén disponibles en el mercado.

WooCommerce

Es una solución gratuita básica que requiere estar integrada con el gestor de contenidos WordPress.

Es una buena elección para tiendas poco complejas, con reducido número de productos y que requieren integrar la página de la empresa, con un blog y la tienda online.

Dispone de una gran cantidad de plugins, gratuitos y de pago, que permiten dotarla de funcionalidades avanzadas, así como de una comunidad amplia de desarrolladores.

PrestaShop

¿Manejas gran cantidad de referencias? Esta es la solución ideal. Actualmente en la versión 1.7, probablemente necesitemos adquirir addons para dotarla de las funcionalidades necesarias. Desde mi punto de vista, la transición de la versión antigua, 1.6, a la 1.7 ha supuesto un problema grave, al no ser compatibles ni las plantillas ni los addons ya comprados con la versión más reciente. Ello ha hecho considerar a muchos propietarios de tiendas la idoneidad de la plataforma.

Al igual que en el caso de WooCommerce, dispone de una gran cantidad de addons, gratuitos (los menos) y de pago. La comunidad de desarrolladores es también importante.

Magento 2

¿Eres una empresa grande? Puede que esta sea tu solución. Magento ha evolucionado a lo largo de los años siempre bajo el prisma de ser una plataforma puntera en prestaciones. Mantiene una versión gratuita, pero está evolucionando a soluciones de pago y a convertirse en una plataforma de alquiler.

Tiene importantes requerimientos técnicos y, dado que la comunidad de desarrolladores es más reducida, los addons para acceder a nuevas funcionalidades son más caros que en los casos anteriores.

Thirty Bees

Traigo aquí este proyecto porque me parece muy interesante, si llega a consolidarse. Después de que PrestaShop causara no pocos quebraderos de cabeza a sus usuarios con el cambio de versión y la imposibilidad de que addons y plantillas de la versión anterior funcionaran en la nueva, surgió esta plataforma.

Totalmente basada en el código abierto de PrestaShop 1.6, se ha abierto como una rama alternativa de desarrollo de esta plataforma, para satisfacer a los propietarios de tiendas que no deseaban migrar a la nueva versión de la plataforma.

Además, han mejorado el código en muchos aspectos y han incorporado funcionalidades que, hasta ahora, eran de pago.

Plataformas a medida

Con la oferta tan amplia de soluciones para comercio electrónico existentes, es muy raro que se requiera de una plataforma a medida. Sin embargo, determinados proyectos que requieren de un alto nivel de personalización o cuyos requerimientos técnicos o de integración con plataformas preexistentes sean elevados, pueden llevar a optar por soluciones de este tipo.

Como toda plataforma realizada a medida, tiene la ventaja de encajar como un guante en las necesidades del negocio. En este sentido, es importante que la plataforma se adapte al negocio, sobre todo si éste está probado y rinde beneficios, que el negocio se adapte a la plataforma, lo que puede incurrir en pérdida de competitividad.

Obviamente, el diseño de una plataforma de este tipo es costosa en tiempo, recursos y posterior mantenimiento, por lo que solo debiera ser acometido por empresas con la proyección y recursos para emprender un proyecto de esta envergadura.

 

Hosting

Si te gusta, compártelo:

2 comentarios en “Plataformas de comercio electrónico: ¿cuál elegir?

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar