WordPress: ¿Actualizar o no actualizar? Esa es la cuestión

Muchas veces nos encontramos en la tesitura de decidir si debemos o no actualizar nuestra instalación de WordPress a la más reciente, porque hay veces que estas actualizaciones pueden tener efectos poco deseables.

¿Hay que actualizar WordPress?

Rotundamente, sí.

Las razones son varias: nuevas funcionalidades, más facilidad de uso, mejoras sustanciales del código… pero, sobre todo, una: mejorar la seguridad de nuestra instalación.

Los que llevamos algún tiempo trabajando con este popular CMS ya habremos padecido la presencia de algún hacker que se ha apoderado de nuestro WordPress y ha empezado a hacer de las suyas. Cualquiera que sea la circunstancia, ya sea un blog personal, una web de empresa o un comercio electrónico, la seguridad es muy importante porque nos puede hacer perder mucho tiempo y/o dinero.

Lo que comento a continuación es igualmente válido para plantillas y plugins.

Factores a considerar antes de actualizar

Alguna vez se me ha dado un caso de actualizar una instalación de WordPress y encontrarme con varios errores de PHP. Un vistazo a la versión de PHP me ha permitido comprobar que WordPress o alguno de los temas o plugins, no soportan esa versión de PHP.

Por tanto, lista de comprobación:

¿Cuál es la versión de PHP que corre en el servidor?

Si no tenemos acceso a un panel de control, podemos verificarlo mediante la instrucción de PHP phpinfo();. Para ello crearemos un fichero que llamaremos phpinfo.php o el nombre que queramos, lo abriremos con el block de notas o un editor de código, introduciremos la instrucción phpinfo(); y, después de guardarlo, lo subiremos mediante FTP al directorio donde está instalado WordPress. Por último, lo ejecutaremos con http://www.misitio.com/phpinfo.php desde el navegador.

La página que se abre nos mostrará un encabezamiento similar a éste:

phpinfo

En el que podemos comprobar que la versión de PHP que ejecuta el servidor es la 5.2.17 en este caso.

¿Qué requerimientos tiene WordPress?

Los requerimientos de las últimas versiones de WordPress se pueden encontrar en: https://wordpress.org/about/requirements/

No quiere decir que nuestra instalación no pueda funcionar con requerimientos inferiores pero podemos encontrarnos con problemas.

Entonces, si la versión de PHP de nuestro servidor es inferior a la recomendada por WordPress, no nos quedará más remedio que contactar a nuestro proveedor de hosting y pedir que nos suba la versión (en ocasiones, este no es un procedimiento fácil pues puede suponer la actualización de otros componentes del servidor).

¿Qué pasa con las plantillas y plugins?

Las plantillas y plugins son una fuente interesante de problemas. Podemos encontrarnos con que nuestra versión de WordPress se actualiza sin problemas, pero no así con plantillas y plugins.

Por tanto, antes de hacer cualquier actualización de plantillas y plugins debemos mirar en la documentación de cada uno de ellos para ver si son compatibles o no con la nueva versión de WordPress, o en su defecto, contactar con sus desarrolladores.

Muchas plantillas y plugins antiguos funcionan bien con versiones modernas de WordPress, pero ¿hasta cuándo?

Si todo lo anterior se resuelve favorablemente, no habrá problemas en las actualizaciones.

La visión profesional

Quiero terminar este artículo haciendo referencia a los desarrolladores de sitios web. Cuando un cliente plantea la construcción de un sitio web debemos ponerle sobre aviso que tendrá que actualizar su sitio web, no solo desde el punto de vista de sus contenidos, sino también desde el punto de vista técnico.

En mi opinión es un error dejar pensar al cliente que, una vez que tiene el control de su sitio web, ya no va a necesitar más de nosotros. Habrá que hablarle de las actualizaciones y planificar con él quién, cómo y cuándo se van a hacer. Todo aquel que se compra un coche sabe que, cada ciertos kilómetros, tiene que hacerle un mantenimiento y aquí ocurre lo mismo.

Particularmente, no estoy a favor de los contratos de mantenimiento porque suelen ser caros para lo que recibe el cliente y creo que es preferible cobrar las horas que puntualmente se utilicen en actualizar el sitio web.

Por otro lado, si utilizamos plantillas y plugins Premium, habrá que considerar el coste de la renovación de sus licencias y del soporte por si algo va mal.

En definitiva, debemos plantearnos siempre las actualizaciones, pero ello exigirá un trabajo previo que, si no se hace bien, puede traernos consecuencias. Además, no olvidemos hacer una copia de seguridad antes de proceder.

Por favor, valora esta entrada:
Si te gusta, compártelo:

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar